Alejandra Bualá

Soy así, demasiado natural, digo las cosas sin pensar. Adoro provocar, sin caer en la vulgaridad, ese don de querer ser querida con solo una mirada. Se escuchar y adoro ser escuchada desde la sinceridad. Me pueden odiar o amar hasta la eternidad. No soy de compromisos, ni de largos poetas que me bajen el cielo, prefiero que si bajan algo que sea a mi cintura. Regalo momentos a cambio de nada, de ver una sonrisa que me alegre el día.